CUETZALAN


S​e dice que el nombre original de Cuetzalan era Quetzalan, es decir, "lugar donde abundan los quetzales"; aunque la acepción para Cuetzalan es "manojo de plumas rojas con puntas azules preciosas sobre dos dientes", término asociado con el tributo que hacia el pueblo de Cuetzalan al imperio Tenochca.


En la ladera de la montaña, entre valles de fértiles terrazas, selvas de helechos gigantes donde habitan seres fantásticos, senderos que conducen a idílicas cascadas, grutas que se sumergen en el inframundo y pozas de un agua increíble-mente transparente, se alza el Pueblo Mágico de Cuetzalan. El pueblo donde el hombre se transforma en pájaro y vuela. El pueblo que danza con sus quetzales, sus negritos y sus enmascarados payasos, el que se aferra al cerro con raíces de
piedra.

Muy cerca, en el sitio arqueológico de Yohualichan, queda el legado en piedra de los ancestros. Originalmente Yohualichan dependía de la gran capital del Totonacapan, El Tajín, distante no más de 60 km, y su estilo arquitectónico, igual al de la gran urbe, se caracterizaba por sus cuerpos piramidales ornamentados a base de nichos.

En el recorrido que tú realizarás conocerás la naturaleza más de cerca, nos adentraremos en un río subterráneo, cascadas y lugares que te dejaran maravillado.